MAS GIRIBET, Jaume

Va néixer el 12 d’abril de 1886. Va estudiar al Col·legi dels  Germans de la Sagrada Família a Sant Andreu del Palomar (Barcelona) i després, a la Universitat de Barcelona i a l’Escola d’Enginyers. Va ser nomenat enginyer municipal de Manresa, el desembre de 1916.

Abans, havia exercit de professor de filatura a l’Escola d’Arts i Oficis, des del 1911 al 1917 i també de professor de l’Institut. El 1934 va proposar donar el nom de l’alcalde de Manresa, Maurici Fius i Palà, a l’Escola d’Arts i Oficis, ja que que ell va ser-ne el fundador  l’any 1902.  L’any 1913 es va inscriure al “Casal Regionalista” i, l’any 1936 es va afiliar al  Sindicat de Tècnics de Catalunya, sindicat que més tard formarà part de la CNT.

Treballava, també, a Fuerza y Alumbrado S.A. i els anys 1935 i 1937 va assistir, com a representant de l’empresa a la “Conferencia Internacional de Grandes Redes Eléctricas” celebrada a París. Durant la guerra va formar part, com a enginyer municipal,  de la Junta de Defensa Passiva de la Població.

Acabada la guerra, es va presentar, el 24 de gener de 1939, a l’autoritat militar que va prendre possessió de l’Ajuntament i, el 29 de març de 1939,  l’alcalde va trametre un informe al Jutjat Militar núm. 2 de Manresa on deia que Mas Giribet: “formó parte de la Junta de Defensa Pasiva de la Población Civil de esta localidad durante el dominio rojo, en calidad de técnico,  y es persona de buena conducta y afecta al Glorioso Movimiento Nacional”.

El 15 de maig de 1939 Mas va presentar la declaració jurada, on declarava que

“(…) Los primeros días del Movimiento tuve en mi domicilio, escondida a una religiosa y tiempo después a un R.P. Escolapio. Ayudé económicamente a individuos perseguidos por los marxistas, por ser elementos de derechas”; i també  “Pertenecí (…) a la Asociación de Padres de Familia de la que fue digno Presidente el malogrado médico Dr. Isidro Alabern (…)”.

El 24 d’agost de 1939, la Guàrdia Urbana de Manresa va emetre un informe  que deia, entre d’altres coses, “(…) Aun cuando aparece algo confuso su actuación político social, debe tenerse en cuenta (…) favoritismo marxista(…)”.

L’instructor dels expedients de depuració va rebre,  el 14 de setembre de 1939, l’informe del comandant de la Guàrdia Civil que explicava: “Antes del GMN perteneció a partidos de derechas, (…) ignorándose interviniera en ningún acto a favor de los rojos”.

El 22 de setembre de 1939, l’inspector en cap de la Comisaria de Manresa va emetre un informe considerant Mas com: “(…) persona de buena conducta. (…).  No se tiene noticia que haya actuado en milicias rojas (…) tribunales populares ni que haya hecho guardias o fuera portador de arma.  No intervino en patrullas de control, requisas, saqueos, robos, detenciones ni asesinatos (…).”

El 2 de novembre de 1939, vista la declaració jurada i els informes que l’acompanyaven l’instructor de l’expedient de depuració va dictaminar la culpabilitat i va formular els càrrecs contra l’enginyer per ser d’esquerres i separatista, estar afiliat a UGT i CNT, haver format part de la Junta de Defensa Passiva i tenir preparats passaports per marxar a l’estranger.

El 28 de desembre de 1939, l’enginyer Mas Giribet va adreçar un llarg escrit a l’instructor amb la finalitat de desmentir, al·legar i aportar proves contra els càrrecs dictats: “Difícil, por no decir imposible, resulta en muchos casos hacer prueba de hechos negativos, mayormente, cuando más que de hechos concretos, se trata, como en mi caso, de acusaciones de carácter genérico e impreciso (…) mi defensa además de la negativa rotunda que opongo a todos los cargos que se me acumulan, (…)[1]”.

Respecte a l’acusació de ser d’esquerres i separatista Mas Giribet diu

No se me ocurren las palabras necesarias para expresar la sorpresa que me ha producido el calificativo que se me aplica (…) No se me ocurre tampoco que documentos he de presentar (…) para que deje de imputarseme tales calificativos (…) Más que palabras, más que documentos exculpatorios existe mi actuación, religiosa, política y social de toda mi vida(…).”

En ser nomenat enginyer municipal de l’Ajuntament

creí que la principal misión del funcionario era estrictamente el cumplimiento de mi deber como a tal, prescindiendo de la tendencia política del partido o partidos que tenían a su cargo el gobierno de la ciudad, y de la filiación política de la persona que ocupaba la silla presidencial. Cumplir con mi obligación en bien de los intereses municipales que son los de la ciudad de Manresa ha sido siempre mi norma (…).

Mi actuación bajo el punto de vista social, ha sido siempre de respeto y consideración para el obrero, pues siempre he entendido que debían atenderse sus justas demandas. No he tenido nunca ningún conflicto con el personal obrero que ha estado a mis órdenes, a todos los he considerado siempre como a un igual, y siempre me he visto respetado por ellos (…).

En los primeros días del Movimiento y dentro de mis modestas posibilidades, hice cuanto estuvo a mi alcance para ayudar a los que eren perseguidos y por uno u otro conducto solicitaron mi apoyo. (…)

Nunca he estado afiliado a ningún partido de izquierdas, ni separatista (…)”

Respecte al càrrec de formar part de la Junta de Defensa

“(…) era para mi obligatorio el aceptar dicho cargo. (…) Además dado el carácter humanitario de la misión que me incumbía, procurar refugio a mis conciudadanos en caso de posibles bombardeos, no me pasó nunca por la imaginación pudiese llegar un día, en que el desempeño de dicho cargo pudiese ser motivo de acusación por mi actuación durante el período de dominación roja. (…)

En este asunto (emigrar a Amèrica del Sud) el denunciante o instigador de la denuncia, que ha de ser forzosamente alguien que tengo cotidianamente muy cerca y que hipócritamente disimula su perversa intención, o su inconsciència (…) ha oído hablar de una viaje a la América del Sur y ha tergiversado malévolamente los términos (…)”

Antes de terminar mi información he de manifestar que creo tener datos suficientes para poder conocer al que ha formulado las presentes denuncias o ha contribuido a que se me formulen. De tener la certeza material podría enumerar una serie de datos que pondrían en evidencia los motivos que han sido causa de semejante inculpación, pudiendo asegurar y garantizar de antemano que de tratarse de un acto de inconsciencia o de ignorancia tendría para él toda mi conmiseración y el olvido más absoluto, y de tratarse de un acto de perversidad ofrezco de antemano, como católico, mi sincero perdón”.

Durant el mes de gener de 1940 l’instructor, a través de l’interrogatori a diversos testimonis, va intentar esbrinar quina va ser l’actuació política dels fills de Mas Giribet, i, també, en relació a un viatge que Mas Giribet  va fer, el juliol de 1937 a París, en representació de l’empresa “Fuerza y Alumbrado S.A.” per assistir a un Congrés sobre energia elèctrica. Mas va aprofitar el viatge per traslladar-se també a Bèlgica i visitar Joaquin i Enrique Gomis Cornet, principals accionistes de l’empresa que havien fugit de Catalunya, per por a les represàlies.

D’acord amb la resolució de l’expedient de depuració l’ Ajuntament va DESTITUIR  Mas Giribet el 30 de gener de 1940.

Els motius pels quals l’Ajuntament va acordar la DESTITUCIÓ eren poc consistents i, per tant, Mas Giribet, que ho considerava una gran injustícia, va iniciar un seguit de reclamacions de demanda de revisió del seu expedient al Consistori i al Govern Civil.

El 1941 l’instructor de l’expedient de depuració de l’Ajuntament va redactar una nova proposta, la qual canviava, radicalment, l’exposició dels seus arguments:

“Las diligencias practicadas (…) han aportado al expediente nuevos elementos de juicio que forzosamente deben tomarse en consideración (…). A la luz de los nuevos elementos aportados y realizado un nuevo análisis crítico de las actuaciones anteriores, no puede menos de observarse la falta de consistencia e incluso verdadera contradicción que contiene el informe de la Policía Gubernativa y la imprecisión desde la Policia municipal. (…) con los elementos de juicio que aparecen en la actualidad en el expediente, procedería la admisión de D. Jaime Mas Giribet en el cargo de Ingeniero Municipal sin sanción y en tal sentido debe rectificar, como rectifica el informe emitido en 20 de Enero de 1940, pero teniendo en cuenta el estado procesal del expediente pendiente ante la Superioridad del recurso interpuesto por el expedientado contra el acuerdo del Consistorio de 31 de Enero de 1940, estima que acordando de conformidad a la resultancia expuesta deben elevarse todas las actuaciones a la Superioridad para que en definitivo resuelva lo pertinente (…)”

En base a la nova proposta, el Ple de 19 d’agost de 1941, feia constar ” Finalmente, de conformidad con la propuesta del Sr. Teniente de Alcalde-Instructor, se acuerda en cuanto a esta Corporación compete dejar sin efecto el acuerdo de destitución de 30 de Enero de 1940 y admitir a Don Jaime Mas Giribet en el cargo de Ingeniero Municipal, sin sanción (…).”

Per tant, el 1941  l’Ajuntament va decidir deixar sense efecte l’acord de destitució de 30 de gener de 1940 i admetre Jaume Mas Giribet en el càrrec d’enginyer municipal, sense sanció, sotmesa però, la decisió  a l’autoritat superior.

El Ministeri de la Governació, el 1942, va desestimar el recurs de Jaume Mas i es va ratificar en la destitució, però va obligar l’Ajuntament a la revisió de l’expedient. Els informes que l’Ajuntament va demanar, el 1943, a la Guàrdia Civil i a la Policia van ser clarament favorables a Mas Giribet. La revisió de l’expedient va tardar més d’un any a completar-se, perquè l’instructor nomenat per a la revisió del cas va cessar sense haver-lo ultimat, i no va ser fins a finals de 1944 que es van cridar a declarar, novament, els testimonis. La seva declaració va ser, en general, a favor de Mas Giribet, àdhuc la d’aquells testimonis que havien  declarat, anteriorment, en contra d’ell.

El 21 de setembre de 1944,  l’Ajuntament va acordar designar un altre instructor per revisar l’expedient. El 27 d’octubre de 1944,  aquest va redactar una proposta de resolució de l’expedient de depuració en la qual es ratificava en la destitució, ja que considerava que el canvi d’opinió dels testimonis

es solo motivado por el cambio de circunstancias de apreciación, fruto del tiempo (…)

CONSIDERANDO:  (…) que el expediente se instruyó con espíritu generoso, amplitud de probanzas y dando todas las posibilidades de defensa al interesado; y además, porqué debe tenerse en cuenta que los expedientes de depuración, (…) es una facultad de las Corporaciones que discrecionalmente (art. 7) aprecian.(…)

 CONSIDERANDO: que tampoco puede hablarse de injusticia notoria, por tratarse de una resolución que libre y voluntariamente adoptó la Corporación municipal (…).

(…)EL QUE SUBSCRIBE, informa en el sentido de que no procede revisar la resolución de este Excmo. Ayuntamiento de 30 de enero de 1940 (…)”.

 

L’ 11 de gener de 1945, però, el Ministeri de la Governació va comunicar a l’Ajuntament que la resolució definitiva de l’expedient “(…) no puede quedar al arbitrio de las Corporaciones su realización máxime teniendo en cuenta las anomalías ocurridas al presente expediente.

Finalment el 24 de febrer de 1945,  el Ministeri de la Governació “ha acordado confirmar el acuerdo del Ayuntamiento de MANRESA de 27 de octubre de 1944, ratificando la destitución del Ingeniero Municipal D. JAIME MAS GIRIBET, con pérdida de todos los derechos, salvo los de caracter pasivo que pudieran corresponderle”.

Per tant, amb la destitució confirmada,  el 10 d’abril de 1945, es va obrir un concurs per cobrir la plaça d’enginyer municipal.

El 1948 i el 1949  Mas Giribet va presentar noves instàncies al governador civil de Barcelona suplicant la  revisió del seu expedient de depuració, però aquest va arxivar les instàncies.

El  1952 Mas Giribet, ja jubilat, va fer una nova instància al governador civil en la qual demanava la revisió del seu expedient

“(…) pues no puede darse por definitiva su actual situación, pues si bien ha quedado solucionado, en parte, lo que hace referencia a la parte económica, en cambio queda en pie cuanto puede hacer referencia a la condición moral del interesado, pues en ningún momento ha considerado lógica, acertada y justa,  dicha resolución por la anormalidad en la tramitación de su expediente de depuración”.

El 14 d’octubre de 1952 el Govern Civil va donar per arxivat, definitivament, aquest expedient.

 

[1] Tots els subratllats són meus.